Concluyó la fase diocesana de la causa de beatificación del P. García Herreros

 

De izquierda a derecha, el P. Ramón Bueno Ballesteros, de la Diócesis de Socorro y San Gil, promotor de justicia de la Causa; el Dr. Wilson Chavarro Garzón, del tribunal eclesiástico de Engativá, notario actuario de la Causa; y el P. Iván Díaz Gómez, eudista, vicepostulador de la Causa. En primer plano, las cajas con la documentación de la Fase Diocesana, listas para ser enviadas a Roma, a la Congregación de las Causas de los Santos

Con una concurrida eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis de Engativá, monseñor Francisco Antonio Nieto, y concelebrada por una veintena de sacerdotes, el pasado 30 de octubre de 2018, en la parroquia San Juan Eudes de El Minuto de Dios en Bogotá, fue solemnemente cerrada la fase diocesana de la Causa de Beatificación del Siervo de Dios Rafael García Herreros Unda.

El vicepostulador de la Causa, padre Iván Díaz, eudistas, recalcó que la importancia de una causa de beatificación radica en recordarnos que todos estamos llamados a ser santos, es decir, a unirnos íntimamente con Jesucristo y en motivarnos, a través del ejemplo de alguien que se nos propone como modelo de santidad; además, como signo de comunión eclesial. El padre Díaz recordó que la fase diocesana de la Causa se inició el 3 de octubre de 2014 y durante estos años se realizó un proceso informativo sobre la vida, las virtudes y la fama de santidad del Siervo de Dios, padre Rafael García Herreros Unda. Dos sensores teólogos estudiaron todas las obras escritas del Siervo de Dios y revisar si en ellas habría algo en contra de la fe, de las buenas costumbres o de la doctrina de la Iglesia. Tres historiadores investigaron todos los posibles archivos donde hubiese información sobre la vida pública y privada del Siervo de Dios, así como el contexto socio-político en que vivió el P. García Herreros y cómo ese contexto le determinó su vida. Además, se constituyó un tribunal eclesiástico que recibió los testimonios de 60 personas que conocieron al Siervo de Dios.

El vicepostulador de la Causa presentó a los asistentes a la eucaristía nueve cajas, debidamente identificadas y selladas, que recogen el fruto de todos esos procesos e indicó que seis de las cajas serían enviadas a Roma, a la Congregación para las Causas de los Santos y tres cajas reposarán en los archivos de la Curia diocesana, como copias públicas que podrán ser consultadas una vez la Congregación emita el decreto de validez de las pruebas.

Tan pronto esta documentación sea recibida por dicha Congregación, se iniciará la fase romana de la Causa de beatificación del Siervo de Dios Rafael García Herreros. El señor Obispo, monseñor Nieto expresó su agradecimiento a Dios por haberle concedido la gracia de cerrar la fase diocesana de la Causa de Beatificación del P. García Herreros y comentó que en una reciente visita pastoral a la parroquia San Juan Eudes, una feligresa le expresó que en El Minuto de Dios se respira el espíritu del P. Rafael, realidad que él ha podido constatar, y recordó que un aspecto de la vocación de los eudistas es acompañar los procesos de santidad de todos los sacerdotes.

El Superior de la Provincia Eudista Minuto de Dios, padre Camilo Bernal, citó textos de san Juan Eudes y de las Constituciones Eudistas en donde enfáticamente se invita a todos los miembros de la Congregación a buscar la santidad, pues esa es la voluntad de Dios. Citó al fundador: “Me preguntarás cómo una criatura tan frágil, débil y miserable puede ser santa como santo es Dios. Y Juan Eudes responde así: Ama, pues, a este Dios bueno y amable y serás santo. ¿No sabes acaso que el amor transforma al amante en el objeto amado? Y si amas las cosas terrestres, dice san Agustín, terminarás volviéndote todo terrenal; en cambio, ama las cosas celestes y te volverás celestial; y si amas las cosas divinas, llegarás a divinizarte. Ama, pues, al Santo de los santos y llegarás a ser santo”. Y concluyó el Superior Provincial: “El camino que nos propone Juan Eudes es el camino del amor: amar al Santo de los santos para llegar a ser santos”.

La ceremonia terminó con el rezo de la oración oficial de la Causa y la invitación a invocar la intercesión del Siervo de Dios Rafael García Herreros Unda.

Mira más fotos de la Eucaristía aquí