Comprender

Enfoque temático: introducción a la oración
Tema: Qué es orar
Oración: Comprender

Sin oración es imposible que nos mantengamos en gracia. La reorganización del mundo y de la ciudad, ese establecimiento del nuevo reino de Jesucristo no se logrará sólo con cambios sociales, sino con unión con Dios por la plegaria.

¿Qué es orar? Orar es escuchar íntegramente a Dios en nuestra vida, con el sometimiento de todo nuestro ser a Él. Orar no es mandar a Dios una cosa, ni hacerlo cambiar de parecer, ni pretender poner su voluntad a nuestro servicio.

Orar es la expresión de nuestra más profunda y filial sumisión a nuestro Padre. Es esforzarnos por adaptar el plan de Dios; es comprender lo que Él quiere y quererlo con Él y realizarlo.

Lo que debe cambiar no es la divina y paternal voluntad de Dios, sino la nuestra. Es verdad que no es fácil decir Sí a Dios, aceptar lo que Dios dispone, saber discriminar lo que debemos aceptar y lo que debemos transformar. Aceptar a nuestro prójimo tal como es y contemplarlo en su altísima dignidad de hijo de Dios.

Saber descubrir a Dios en los acontecimientos, no someternos a ellos con un fatalismo mahometano que dice: “Así estaba escrito”; sino tratar de entenderlos según una mirada divina. Formar conciencia de que todos estamos influyendo, a nuestra medida, en el curso de la historia.

Comprender que nuestro paso por el mundo ha de dejar un rastro bueno o nocivo para siempre. Todo esto se aprende, se comprende, se ilumina en la oración, medio necesario para cultivar el amor a Dios.


(Tomada del libro: Vivir, pensar, creer y morir).