Siervo de Dios
Rafael García-Herreros Unda
y la “Escucha en el Silencio”


“Señor, enséñanos, en el silencio de tu presencia, a comprender el misterio que somos nosotros. Tú eres el Santo” (1)

“Tengamos diariamente unos minutos de absoluto silencio y de absoluta concentración en la belleza de Dios, unidos íntimamente en Cristo con Él”. (2)

Por el año 1983 cuando llegué a la experiencia espiritual en El Minuto de Dios de Bogotá, tuve la gracia de llevar muchísimas veces al “padre Rafael” a la emisión en vivo y en directo de su programa evangelizador “El Minuto de Dios”. Conduciéndolo en su carro, primero a RCN en Teusaquillo hacia las 5:00 pm, y luego, hacia las 7:00 pm, a la Televisora Nacional en el centro de Bogotá.

Cuando llegaba a recogerlo en la casa parroquial, al subir las gradas y enfocarme con la biblioteca, lo encontraba sentado, enruanado y con sus ojos cerrados, en pleno silencio. No estaba dormitando porque al ligero roce de mis pasos abría sus ojos y me decía: ‘¡Listos, Jairo, vamos!’. Indudablemente yo percibía que él estaba muy presente, meditando, saboreando en el silencio de Dios.

Ese callado testimonio me fue inquietando a experimentar en la oración simple, expectante, sin muchas palabras que nos va conduciendo a la Contemplación, y que hoy llamo: “Escucha en el Silencio”. Es la praxis de Jesús de Nazaret, a quien los Evangelios lo muestran frecuentemente retirándose a un lugar solitario a orar (Mt,14-23).

“Él acostumbraba retirarse a lugares despoblados para a orar”
Lc 5,16

En un mundo de ruidos, de constante movimiento y exigencias de rendimiento hay que aprender a rescatar momentos de quietud y soledad si se quiere experimentar la intimidad con Dios, como lo vivió el padre Rafael:

“¡Dios!  Nosotros no nos imaginamos cómo serás... pero nos basta saber que eres… ¡que existes, y que nos miras en silencio…! ¡Y que nos amas…! ¡Tú nos amas! ¡Tú nos amas…! (1)

Vale, pues, la pena lanzarse a tal experiencia como nos anima el Siervo de Dios Rafael García-Herreros, hoy en camino a ser beatificado:

”Es muy importante que muchos de ustedes, cristianos que me escuchan en cualquier parte de Colombia, tengan acceso a la intimidad y a la belleza, al silencio y a la soledad adorable de Dios” (2)


(1) (Palabras a Dios –Rafael García-Herreros, cjm
Colección Obras Completas No. 9.
Corporación centro Carismáticos Minuto de Dios Bogotá, Colombia, 2008)

(2) (García-Herreros, R. -2009- p.442-443,
Libro Constructores de la Nueva Colombia, Bogotá, D.C.
Corporación Centro Carismáticos Minuto de Dios)

“Un rato de silencio descubre el misterio oculto de las cosas”
Siervo de Dios Rafael García-Herreros


P. Jairo Gallego, cjm
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.