Queda María

Hay en el tesoro de la Tradición de la Iglesia Católica una palabra que me ha impresionado profundamente. Te la quiero entregar a ti, hermano que me escuchas o me lees todas las mañanas y todas las tardes... y a quien amo sinceramente sin conocerte.

Leer más...

Constructores de la paz

En el Evangelio de San Mateo (5, 9) leemos: “Bienaventurados los pacificadores” (literalmente, los constructores de la paz) porque serán llamados hijos de Dios. Los que no se resignan con ninguna guerra, con ninguna disputa, con ningún desorden. Bienaventurados los que no son fatalistas, los que nunca dicen: “No hay nada que hacer, las cosas siempre han sido así y seguirán siempre así. Siempre habrá miserables, siempre habrá miles de niños sin escuela, miles de enfermos sin hospital y sin cuidado, millares de familias sin techo”.

Leer más...

Elogio del Espíritu

Quiero escribirles a ustedes sobre Alguien misterioso, invisible, real, operante, imprescindible, cercano, poderosísimo, definitivo en nuestra vida: es el Espíritu Santo. ¡Quién pudiera hacer el elogio del Espíritu Santo en la vida del hombre, en la vida del santo, en la vida del cristiano, en la vida del amor que ha sucedido en el mundo!

Leer más...

Palabras a Dios

Palabras a Dios... a Dios infinito, a Dios como una Realidad.
Tú eres mi Dios. Mi infinito. Mi realidad.
Quiero recordar simplemente que Tú eres una Realidad, que no eres una palabra ni eres un sueño ni sólo un concepto, sino que eres algo real, absolutamente real...

Leer más...

Más artículos...

  1. Himno a Jesucristo