“Amarás al Señor, tu Dios, y a tu hermano el hombre”

En las puertas del templo parroquial del barrio Minuto de Dios, en Bogotá, el padre Rafael García Herreros hizo labrar una frase de Jesús, tomada de Mt 22, 36-38, que sintetiza su vida y su obra, y que él explicó en su discurso durante el Banquete del Millón de 1973, del cual son las siguientes frases:

"Yo quiero decirte, hombre, que he descubierto que el secreto para ser feliz es amarte. Y quisiera contarlo a todos. Y quisiera consagrar mi vida a tu servicio. Tú me has envuelto en el mismo y único amor de Dios. “Amarás al Señor, tu Dios, y a tu hermano el hombre”. Este es el mandato. Cuando estoy junto a ti, sé que estoy cerca de Dios. Todo cuanto hago por ti, hombre, lo hago por el eterno, por el infinito que es Dios. Cuando te amo, estoy auténticamente amando a Dios. Porque la expresión más auténtica de nuestro amor a Dios es nuestro amor al hombre".